Drenaje Linfático Post Quirúrgico


El drenaje linfático post operatorio es un masaje dirigido a facilitar la evacuación del líquido linfático y, por tanto, evitar los edemas y posibles fibrosis o endurecimientos permanentes de la piel. Se recomienda un mínimo de 10 sesiones de drenaje tras la intervención quirúrgica. Lo ideal sería realizar las sesiones de dos a tres veces por semana.

CONTRAINDICACIONES

- Cáncer no tratado.
- Infecciones agudas: por el peligro de propagación por vía linfática.
- Trombosis, flebitis y tromboflebitis.
- Descompensación cardiaca.
- Varices tortuosas y con relieve.
- Crisis asmática: por su efecto vagotónico. (Hay que dejar un periodo de 2 meses libres de síntomas).
- Reacciones alérgicas en estado agudo.
- Pacientes con patología renal.